0

Bolivia

Lingua/Idioma: Italiano

PAISES Bolivia Introducción

Introducción

 

 

 

 

Superficie 1.098.581 Km²
Población 10.2 Millones
Densidad de población
9.2 ab/km2
Lengua oficial
Español, Quechua, Aymará
Religión Católica 89%
Capital Sucre (Constitucional)La Paz (administrativa)
Forma institucional República Presidencial
Relaciones Internacionales
Membro de OEA, ONU, CAN e ALBA; Assciado a MERCOSUR
Unidad Monetaria Boliviano (BOB) (1 Euro = 9.1 BOB)

COOPERACIÓN ITALIANA EN BOLIVIA

La Cooperación Italiana en Bolivia empieza formalmente sus actividades en 1986, con la firma del Acuerdo de Cooperación Técnica entre el Gobierno Italiano y el Boliviano, que establece una serie de iniciativas en apoyo a las políticas de reducción de la pobreza. Los sectores privilegiados, de acuerdo a las prioridades del País, fueron identificados en: transportes, recursos hídricos, salud, agricultura, seguridad alimentaria, desarrollo rural, infancia, turismo responsable, medioambiente y ayuda en situaciones de emergencia. A lo largo de estos 25 años la ayuda italiana se ha concretado en diferentes tipologías de  intervención, es decir a través de la cooperación bilateral directa (créditos de ayuda, donaciones), la cooperación bilateral indirecta (financiamientos a Ong), la cooperación multilateral y multi-bilateral (por medio de trust fund a las agencias del Sistema de las Naciones Unidas), la cooperación descentralizada y los programas de emergencias.

Muy importante, en el marco de la iniciativa “Beyond HIPC”[1], ha sido el Acuerdo de Cancelación de la Deuda (periodo de vigencia del acuerdo 2001-2017) que Bolivia mantenía con Italia, por un monto global de 72 millones de Euros. Los recursos condonados están siendo utilizados por Bolivia en iniciativas en el sector sanitario y de la educación, mediante el apoyo a los programas nacionales Extensa (lucha a la mortalidad materno-infantil) e IPR (incentivo a la permanencia en áreas rurales).

La actual estrategia de ayuda de la Cooperación Italiana refleja las prioridades identificadas por el Gobierno Boliviano, trabajando en sectores centrales de la estrategia de desarrollo nacional y en estricta coordinación con las plataformas de donantes presentes en el país. En este sentido, cabe destacar la participación de Italia – uno de los principales promotores de las instancias de coordinación de donantes en Bolivia – a los encuentros del grupo de donantes (GRUS), espacio concebido para mejorar la coordinación y el intercambio de información entre los diferentes institutos de cooperación internacional y, asimismo, para promover sinergias y facilitar el diálogo con las instituciones gubernamentales. Las mesas sectoriales se desarrollan sobre temas como salud, educación y desarrollo integral. Aunque no exista un sistema operativo definido de evaluación reciproca, los encuentros regulares y la discusión participada permiten a los diferentes stakeholder el monitoreo de las iniciativas activas y la promoción de estrategias de intervención coordinadas y concertadas que puedan mejorar el impacto de las mismas. Il GRUS está integrado, además, por comités temáticos, como el sub-grupo para el Manejo de los Recursos Hídricos (GRAS) y el recién constituido grupo sobre la cooperación no gubernamental, actualmente activo gracias a la participación de Italia, España, Bélgica y Canadá. En el marco del GRAS, asimismo, Italia promovió la participación de Ong italianas del sector, para que éstas pudieran presentaran sus metodologías laborales y compartir experiencias con los otros donantes. Paralelamente, Italia participa a las mesas de coordinación con los países miembros de la Unión Europea, como el grupo sobre los derechos humanos, cuya función recae en el análisis del sistema de protección del país y en un intercambio de experiencias entre los sujetos involucrados.

Por lo que atañe a las Ong italianas, presentes en todo el país, cabe destacar su rol estratégico en el marco de las actividades de la Cooperación Italiana en Bolivia, sobre todo por su cercanía a la sociedad civil y su impecable trabajo en el terreno. Otro elemento a destacar es la presencia de un foro de coordinación de las Ong italianas (COIBO), surgido en los años ’90 con el propósito de promover el diálogo entre las Ong y la Oficina Regional de la Cooperación Italiana (UTL La Paz), así como para la resolución de problemas y la formulación de estrategias proyectuales comunes, para poder presentar a las instancias gubernamentales paquetes sectoriales articulados, integrados y ajustados a los Planes Nacionales de Desarrollo.

En los últimos años la Cooperación Italiana, además de la tradicional y consolidada colaboración con las diferentes agencias del sistema ONU, ha implementado una programación de medio plazo con dos grandes institutos financieros internacionales, el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), para la activación, realización y supervisión de proyectos en todo el país.



[1] La Iniciativa Heavily Indebted Poor Countries (HIPC – países pobres fuertemente endeudados), tiene como objetivo apoyar a los países más pobres del mundo en llevar su deuda pública hasta un nivel sostenible, siempre y cuando sus gobiernos demuestren alcanzar determinados niveles de eficiencia en el marco de la lucha a la pobreza. El programa comenzó en 1996, por iniciativa del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. Fue reformado en 1999, originando la campaña Beyond HIPC (más allá del HIPC).


 

Una de las referencias esenciales para la Cooperación Italiana es la Unión Europea (UE)  y, en este sentido, Italia participa activamente en la definición de la política europea de desarrollo. Alrededor del 50% de la Ayuda Pública para el Desarrollo (APD) italiana está destinada a las actividades de cooperación de la UE, siendo Italia uno de los primeros contribuyentes en términos de participación al presupuesto de cooperación y de contribución al Fondo Europeo de Desarrollo (FED). Con el objetivo de incrementar la eficacia de la ayuda y en el marco de la Declaración de Paris para la Armonización y División del Trabajo (2009), Italia participa al Código de Conducta UE relativo a la división del trabajo y a la elaboración del documento  “European Coordinated Response for Bolivia”, punto de partida para un ejercicio programático que llevará a la Cooperación Delegada. Para asegurar sinergia y coherencia entre programas comunitarios y programas bilaterales de cooperación del los países miembros, la Cooperación Italiana hace además hincapié en la coordinación in loco en los países en vías de desarrollo.

La estrategia de cooperación de Italia, plasmada en su programación trienal 2012-2014, tiene en cuenta tanto las indicaciones y los objetivos fijados en sede europea, como las prioridades señaladas por el Gobierno Boliviano en su Plan Nacional de Desarrollo. Los sectores de intervención para el próximo trienio, por lo tanto, son los mencionados a continuación:

  • Apoyo y desarrollo de la salud pública y de las redes de protección social, por medio del reforzamiento de estructuras de salud, formación de recursos humanos y promoción de un enfoque intercultural de la salud materno-infantil. Asistencia técnica al Ministerio de Salud y Deportes en el proceso de reforma normativa del sector.
  • Defensa de los derechos humanos y desarrollo de una cultura de la no-violencia, haciendo especial hincapié en la protección de la infancia y adolescencia en contextos de marginación social.
  • Apoyo en la administración de los recursos naturales y en la planificación territorial, por medio de la conservación de la biodiversidad y el desarrollo de una agricultura sostenible.
  • Contribución al reforzamiento de las infraestructuras, respetando al medio ambiente y promoviendo el manejo racional del recurso agua.
  • Programas de emergencia en áreas afectadas por desastres naturales. Apoyo a la reactivación productivo-económica, asistencia técnica y tecnológica (al SENAMHI) para el monitoreo de parámetros hidrometeorológicos y la formulación de pronósticos meteorológicos. Realización de sistemas de alerta hidrometerológica (early warning) y sistemas de manejo del riesgo desastres en el sector agropecuario.
  • Desarrollo de oportunidades económicas, reforzamiento de las PyMEs y de las asociaciones de base con finalidades productivas en áreas rurales.
  • Protección y promoción del patrimonio cultural tangible boliviano; valorización del patrimonio cultural intangible y promoción de actividades culturales y artísticas innovadoras para el desarrollo local. Otros elementos de trabajo en esta área serán la promoción turística en el mercado nacional e internacional, la creación de nuevos polos culturales en el país, la asistencia técnica en la formulación de políticas culturales a nivel municipal, departamental y nacional y, por último, la creación de nuevos circuitos turísticos para lograr desarrollo local sostenible.

 

Leave a reply